En el marco del juicio por delitos de lesa humanidad cometidos en la costa del Uruguay, que tiene como principal imputado al exministro del Interior, se realizó hoy la última audiencia  en el segmento del proceso dedicado al Área Concordia; que comenzó con la inspección al Regimiento 6. Hubo dos careos.

En el marco del juicio por delitos de lesa humanidad cometidos en la costa del río Uruguay, que tiene como principal imputado al exministro del Interior Albano Harguindeguy, se realizó hoy la última audiencia  en el segmento del proceso dedicado al Área Concordia; que comenzó esta mañana con la inspección al Regimiento del Ejército en esa localidad.

En la oportunidad declararon el sacerdote Andrés Servín y el exmozo de la Policía, Alfredo Hermosid.

Luego de negar en reiteradas oportunidades sus anteriores declaraciones y de enfrentar dos careos, el expolicía Hermosid admitió que vio al desaparecido Sixto Zalasar en una celda de la Jefatura Departamental de Policía de Concordia, en 1976.

En momentos previos Hermosid había negado varias veces lo testificado ante la Justicia Federal en 1985, por lo que fue careado, en primer término, con la hermana del desaparecido, Graciela Zalasar, y con el delegado de la Subsecretaría de Derechos Humanos de Concordia, Ruben Bonelli, en segundo término; a quienes les había manifestado la misma versión, en distintas oportunidades.

En el primer careo se mantuvo en sus dichos pero, en el segundo, Bonelli lo persuadió a reconocer que vio al militante desaparecido en la Jefatura de Concordia, tal como se lo había relatado. En ese momento Hermosid reconoció haberlo visto en una celda y luego, pudo reconocer su rostro en una remera que llevaba Graciela Zalasar, aunque admitió que “tenía otro peinado”.

En tanto, el sacerdote Servín, en su testimonio, relató haber tomado conocimiento de la detención de personas, desde el 24 de marzo de 1976, en la Jefatura concordiense, y haber ayudado a familiares en sus gestiones para concocer el paradero de las víctimas.

Asimismo señaló que conoció, por la confesión de una persona, que Zalasar estuvo detenido en la Policía. Luego manifestó que, por el apoyo brindado a estas familias estuvo amenazado e intentaron convencerlo de abandonar el país; lo que no hizo ya que prefirió quedarse “para apoyar a los familiares de los detenidos”, según su propias palabras.

Inspección 

Como estaba previsto, al mediodía se realizó una inspección ocular en el Regimiento de Caballería de Tiradores Blindados Nº 6 y en la Jefatura de Policía de Concordia.

En el regimiento, los familiares de las víctimas reconocieron el despacho donde los recibía el exjefe del cuartel, Naldo Miguel Dasso. Además, el testigo Felix Román, reconoció la cuadra donde estuvo detenido junto a otras persoans y donde hoy funciona un salón de usos multiples.

También se inspeccionó el Donovan Polo Club, dependiente del Ejército donde funcionó el centro de detención y torturas.

Una vez en la sede de la Policía, la delegación integrada por el tribunal, los querellantes, los fiscales y el defensor, recorrieron los calabozos.

 

Alfredo Hoffman/De la Redacción de UNO

 

http://www.unoentrerios.com.ar/laprovincia/Causa-Harguindeguy-expolicia-reconocio-que-vio-al-desaparecido-Zalasar-en-la-Jefatura-de-Concordia